Stands de [email protected]

José Neihual Antihuala

Tallado en Madera

“Una de las piezas que suelo hacer es el llahuin, donde tradicionalmente se almacenan granos, se junta agua de lluvia, se realiza la masa del pan, se prepara el mote o se guarda harina. La machi le da un uso ceremonial: macera flores y prepara medicinas necesarias para el enfermo”.

Aprendí mirando a mi padre y abuelo, los que -como todos en mi zona- se dedican a hacer trabajos artesanales. Pasaba horas mirando a mi papá en el taller y por eso siempre quise trabajar la madera. Partí tallando piezas pequeñas, como cucharas. Cuando logré mejorar mi técnica, me interesé por el rescate de las piezas ancestrales de mi cultura mapuche. A los 18 años tuve más experiencia y creé una frutera tipo hoja. Ahí sentí que tenía la habilidad para hacer mío este oficio. Mirando la naturaleza y sus estaciones, observando las hojas, las raíces, las aves fui haciendo variados diseños y fue que sentí que era un artesano. Actualmente, intento aprender aún más preguntando a los antiguos, para conocer más de mi pueblo y especialmente de las piezas que por años han estado escondidas, sin el valor que se merecen. Ese rescate me llevó a crear el llahuin, una batea tradicional mapuche, que en 2017 fue reconocida con el Sello Indígena que entrega el Ministerio de la Cultura, las Artes y el Patrimonio.

Brochure (PDF)