Stands de [email protected]

Las Panchitas

Textilería

“La muñeca Panchita es mi creación más especial. En su falda luce a siete niñas y niños, cada uno con un número y un color, con la que mi hija aprendió a contar”.

Siempre me he sentido artesana, desde que tomé mis primeros palillos a los 8 años. De niña vi a mi madre trabajar la lana de oveja chilota y en el colegio aprendí puntos de palillo, crochet y telar. Como un tesoro guardé esos conocimientos y un día, hace dieciocho años, decidí retomar lo heredado: el oficio. La muñeca Panchita es mi creación más especial. La tejí por primera vez para mi hija, sin imaginar que un día terminaría viajando fuera de Chile. Cada vez que un turista pregunta por una Panchita, yo me lleno de orgullo. Desde entonces creo muñecas de lana chilota, siempre inspirada en la Panchita, que en su falda luce a siete niñas y niños, cada uno con un número y un color, con la que mi hija aprendió a contar. A punta de ensayo y error fui practicando, creando. Un Panchito, una sirena, una bruja, miniaturas, hasta transformar cada bosquejo que tenía en mi mente, mediante un cuidado proceso: a la misma abuelita siempre, le compro la lana que prepara para mí, que ovillo y tiño. A palillo y en telar, tejo por separado el cuerpo y la ropa de cada muñeca. Con vellón natural de oveja las relleno. Con la misma lana, teje que teje, la armo. ¿El toque final? Sus cabellos.

Brochure (PDF)