Stands de [email protected]

María del Pilar Vejar "Las Tres Marías"

Cestería

“Me siento artesana desde que recuerdo. Para mí ese sentimiento es una cuestión muy natural. Me siento parte de ello”.

De mi abuela y mi madre aprendí a trabajar en crin de caballo. Desde pequeñas a mis hermanas y a mí nos enseñaron, para así apoyar la economía del hogar. Y como todas las artesanas que nacieron y crecieron entre artesanas, lo primero que aprendí fue a tejer círculos, que es la base de la mayoría de las piezas que hoy creo. Del círculo pasé a las mariposas. De las mariposas a los sombreros. Todo con fibra animal entrelazada por mis manos, sin más ayuda que una aguja y una tijera. Desde entonces han pasado cincuenta años. ¡No por nada la artesanía en crin de caballo es considerada una de las con mayor trayectoria en la zona! Y gracias al trabajo que hicieron mi abuela y mi madre, hoy las artesanas de oficio somos reconocidas como Tesoros Humanos Vivos.

Brochure (PDF)