Stands de [email protected]

Waldo Cabrera Araya

Tallado en Madera

“Comencé a realizar mis primeros retablos recreando picadas populares, como La Piojera y el Quitapena, cada cual con sus puertas y ventanas, con sus propias cortinas, que dejaban ver la luz al interior y un infaltable letrero: ‘Picá’”.

Mi casa de adobe de infancia, en pleno sector rural de Cuncumén, entre cerros y valles de la periferia sur de la capital. Las tardes de once donde una abuela o tía que te regaloneaban. El almacén de la esquina, la pescadería del pueblo, la picada del barrio y la vida en el campo. Cada una de mis creaciones está inspirada en esos paisajes cotidianos, tan individuales como colectivos, que elaboro a partir de cartón y cholguán, que son el esqueleto de toda pieza. Con una mezcla de pasta muro, tierra pasado por filtro, agua y cola fría le otorgo la firmeza; una vez seca le voy dando el color, el diseño y los detalles. Todo eso aprendí hace más de treinta años, en 1988, observando a un retablista, y desde entonces nunca más paré. Durante 17 años pertenecí a la feria artesanal del barrio Bellavista, y desde 2007 me dedico a recorrer ferias costumbristas y muestras de artesanía en varias ciudades de Chile.

Brochure (PDF)