Stands de [email protected]

Yenny García Choque

Textilería

“Me sentí artesana cuando participaba de las capacitaciones que hacía mi madre y las monitoras le mencionaban lo valioso que era su arte”.

Aprendí ayudando a mi madre que también era textilera aymara y comercializaba el tejido. Mi primer paso fue el hilado, torcido y ovillado de la fibra de alpaca, llama y oveja. Después fueron los tejidos tradicionales, de cintura, cuatro estaca, tejidos utilitarios para ser ocupados en diferentes ocasiones. Ya con mis 20 años quise seguir fomentando este legado cultural y lo que mi madre me había enseñado. Creo que me sentí artesana cuando participaba de las capacitaciones que hacía mi madre y las monitoras le mencionaban lo valioso que era su arte. Ahí me di cuenta que yo quería que esto prevaleciera en el tiempo, que se siguieran fomentando las técnicas ancestrales y así los aymara ser visibilizados como un cultura viva.

Brochure (PDF)